Seguidores

'En cuanto a mí, sigo creyendo en el paraíso. Sin embargo ahora sé que no se trata de ningún lugar concreto'

jueves, 22 de septiembre de 2011


Mientras dura la mala racha, pierdo todo. Se me caen las cosas de los bolsillos y de la memoria: pierdo llaves, lapiceras, dinero, nombres, caras, palabras. Yo no sé si será gualicho de alguien que me quiere mal y me piensa peor, o pura casualidad, pero a veces el bajón demora en irse y yo ando de pérdida en pérdida, pierdo lo que encuentro, no encuentro lo que busco, y siento mucho miedo  de que se me caiga la vida en alguna distracción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todas las palabras nos llegan al alma, pero prefiero recordar aquellas que hacen caricias.
Gracias por tu comentario ♥